Ya arrancó el Mes de la Fotografía, evento que en Caracas se realiza cada dos años desde 2003, auspiciado por La Alianza Francesa y que se inició en París por iniciativa de la Maison de la Photographie en 1980, y a partir de entonces, se ha extendido a diversas capitales del mundo.

La Alianza Francesa ha planteado que el tema del Mes de la Fotografía 2016 sea el paisaje urbano, entendiendo que los espacios que los habitantes de la capital comparten, son áreas donde respiran, sueñan, trabajan y construyen. Para reflejar esa realidad, han sido invitados, además de la comunidad fotográfica de Caracas, los grupos ciudadanos que han dirigido su trabajo a estimular la movilidad peatonal, para juntos redescubrir las maravillas de esta ciudad, Caracas, en una historia de más de cuatro siglos, que ha sido testigo del devenir político, social y económico del país, aun desde antes de la existencia de la República.

Con este fin, se ha establecido una alianza entre los creadores de la imagen y ciudadanos admiradores del paisaje, quienes conjugan, desde ópticas distintas, un mismo amor por esta ciudad. Para ello, el Mes de la Fotografía estará presente en nueve localidades diferentes de la capital, donde se albergarán 15 exposiciones con alrededor de 50 fotógrafos, escuelas de fotografía, centros culturales, colectivos, ciudadanos y universidades. Asimismo, se contará con rutas fotográficas, foros, espacios formativos, galerías de arte y demás espacios públicos a lo largo y ancho de las ciudades participantes.

La estructura del evento gira alrededor de nueve territorios en la ciudad, del este al oeste, de norte a sur, que albergan igual cantidad de itinerarios, que reúnen diversas actividades que  permiten profundizar en las lógicas de construcción del paisaje por cada sector. Estos itinerarios serán enlazados a través de las redes sociales y de una aplicación desarrollada por emprendedores venezolanos, ON SPOT ME.

Uno de estos itinerarios es “Paisaje de poniente”, que abarca el sector oeste de la ciudad; multiculturalidad, color y sueños de urbanidad. En “Memorias trastocadas” será un encuentro con una parte del sector centro norte de la ciudad, Las Palmas y La Colina, cuya proximidad al Ávila se caracteriza por ser un territorio de singular interés.

Los “Paisaje verdes” hablan de montaña, con Chacao al norte, que conecta con la tradición de los palmeros. También se incluye San Marino, Pedregal, Altamira norte y Los Palos Grandes. Aquí sobran restaurantes, calles y plazas deseosos de exponer.

Por su parte, en “Paisajes reciclados”, en el sector de Los Dos Caminos, un ejemplo sustentable de la reconversión urbana posible, como lo es el Centro de Arte Los Galpones.

El itinerario 5 enfrenta con una de las condiciones que sirvieron de excusa para el auge urbano de la ciudad por allá por los años 40. Se trata de “El vértigo como paisaje”, que tiene su escenario en Las Mercedes.

En “Paisaje de naciente” el encuentro es con un territorio extenso y al mismo tiempo comprimido por un crecimiento urbano orgánico, dinámico y exuberante. Las Filas de Mariches y Petare, cuyo paisaje se ha modificado en la forma, pero en la memoria aún sobrevive. En ese lugar, el reencuentro será con la Caracas cenital de recordado arquitecto William Niño, empeñado cada día en subrayar las virtudes de este valle de Santiago de León de Caracas.

En “Paisaje suburbano” se encuentra con una hacienda integrada a la dinámica moderna, La Trinidad, para disfrutar de momentos de proyecciones y de sueños alcanzables. .

Cabe destacar  la muestra de “Kioskos y parches” de la fotógrafa y curadora francesa Anne Louyot, quien  trae una lectura particular sobre los rasgos de la identidad que imprimen a la ciudad, los kioscos en Caracas y los parches en Bogotá.

Los franceses Marie Sophie Letruc, fotógrafa urbana y Jean Gabriel López, curador y consejero para la conservación de fondos fotográficos patrimoniales, compartirán con la comunidad de fotógrafos del país a través de una videoconferencia que tendrá lugar el 21 de noviembre.

En esta edición, la Alianza Francesa de Caracas quiso dedicar parte de su programación a la formación del público y para ello el reconocido Festival de Fotografía francés “Rencontres d’Arles”, brindará su experiencia. Sus talleres de lectura de la imagen para niños y jóvenes serán llevados a escuelas caraqueñas de la mano de la fotógrafa Vanessa Silvera, quien trabaja en el departamento pedagógico del festival desde hace varios años.

Por todo ello, el Mes de la fotografía es, más que una secuencia de exposiciones, la oportunidad de recorrer una ciudad con un paisaje excepcional que merece ser puesto en valor por sus ciudadanos. También se traerán a Caracas imágenes de París, la ciudad luz, y compararla con espacios caraqueños que por momentos, se funden con escenas de la capital francesa. Una gran oportunidad de reconocer rostros en el paisaje y entrar en contacto en modo directo con artistas de la imagen.

El mes de la foto se celebrará también en Maracay y Maracaibo, gracias a las alianzas francesas presentes en estas ciudades.

Más info en https://twitter.com/mesfotoccs

A %d blogueros les gusta esto: